Norte

Hacía Jaca, cruzando las Cinco Villas

DESCRIPCIÓN:

La comarca de las Cinco Villas se encuentra ubicada en la parte noroeste de la provincia de Zaragoza, limitando al noreste con la comarca de la Jacetania a través del pantano de Yesa y la sierra de Santo Domingo; al este con la comarca de la Hoya de Huesca con el río Gállego, al sur y sureste con la comarca de la Ribera del Ebro y con Zaragoza respectivamente; y por último comparte al oeste con la Comunidad Foral Navarra delimitada las Bardenas Reales.

Aprovecharemos las carreteras tranquilas y los parajes que nos depara esta comarca para realizar el trayecto entre Zaragoza y Jaca, evitando la Autovía de Huesca. La ruta que os propongo consta de 187 kilómetros y supone dar un rodeo de unos 45 km adicionales al trayecto tradicional, pero os garantizo que merece la pena. No obstante os mostraré una variante más corta que iguala el kilometraje de la autovía y que, sin ser tan divertida como la inicial, supera con creces el trayecto habitual.

TRAYECTO:

La ruta se inicia en la Ciudad de Zaragoza, en la Gasolinera Cepsa del Barrio de San Gregorio (frente al edificio de la Academia General Militar). Su situación exacta es 41º 41’ 56.63’’ N 0º 52’ 2.04’’ W.

Aquí deberéis llenar vuestros depósitos ya que la siguiente gasolinera que tendréis a vuestra disposición en ruta está ubicada en la población de Ayerbe, a 122 km del inicio de la ruta.

Tras repostar gasolina y tomar el café de rigor cogemos la autovía de Huesca dirección Zuera Norte en los únicos 22 km de autovía que vamos a encontrarnos en todo el trayecto. Ojo, con el único radar fijo que os vais a encontrar en ruta, ya que está a 2,56 km de salir de la gasolinera. Es un radar en panel informativo, bien señalizado y con el límite de velocidad establecido a 100 km/h.

Saldremos de la autovía en el km.22,2 desde el inicio de la ruta, en la salida 527 (Zuera Norte) con la intención de coger la carretera A-124 (dirección Ejea de los Caballeros).

La carretera ya es tranquila, con muy buen asfalto, bien señalizada y amplia. Seguiremos este trayecto hasta el pueblo de Luna, pasando por las poblaciones de Las Pedrosas.

Luna está a 60 km del inicio de la ruta y aunque no es todavía momento para estar cansado, yo os recomiendo una parada de 5 minutos para ver las impresionantes vistas existentes desde el Monasterio de la Virgen de Monlora (ya sabeis…. Foto + cigarrito). Para ello os tenéis que desviar 1,5 km de la ruta y subir al Monasterio. Nada más entrar en la localidad de Luna tenéis un giro a la derecha, está bien indicado. El Monasterio está situado en una altiplanicie a 656 m sobre el nivel del mar, desde donde se pueden contemplar las vistas que nos ofrece este balcón de las Cinco Villas (los pirineos, las sierras prepirenaicas, los Mallos de Riglos, el Moncayo, la Hoya de Huesca y toda la comarca de Cinco Villas hasta Navarra).

Dentro del monasterio, en lo que antaño fueron las cocinas y comedor monacal, se encuentra ahora el restaurante, donde se pueden degustar platos típicos aragoneses. Un sitio muy acogedor en invierno, debido a su antigua chimenea y donde se puede comer mucho y bién.

Tras el cigarrito y las fotos de rigor que seguramente querréis hacer en el Balcón de las Cinco Villas, volveremos a bajar a Luna para continuar nuestra ruta hacía la Localidad de Biel.

Hasta Biel, teneis un tramo de casi 32 km. donde ya la carretera se empieza a estrechar y aparecen curvas más lentas y con menos visibilidad a la salida de las mismas. El estado del asfalto es bueno en general, aunque en algunos tramos podréis encontraros con algo de gravilla. Es un tramo con muy poco tráfico y con un paisaje que invita a disfrutar, sobre todo en primavera y otoño.

Dejamos Biel y ya nuestro próximo destino será la población de Ayerbe. Se inicia nuestro trayecto por la carretera A-1103 y comenzamos un tramo de sierra de 34 km impresionante para recorrer con la Ducati. Es un tramo bastante lento, ya sabeis… carretera estrecha sin señalizar, un montón de curvas cerradas sin visibilidad, el asfalto empieza a ser algo peor (podeis encontraros tramos con gravilla y firme algo irregular). No se puede correr mucho, pero el tramo y las vistas son totalmente recomendables.

Ayerbe: Aquí toca parar a repostar nuestras motos. El tramo anterior termina en las afueras del pueblo, con lo que tendremos que girar a la derecha para entrar en Ayerbe. Echamos gasolina y volveremos por donde hemos venido para salir de Ayerbe, dirección Murillo de Gállego (carretera A-132).

Y aquí empieza lo bueno: asfalto espectacular, curvas impresionantes, paisaje increíble. Un tramo perfecto para ir en moto. La siguiente escala está en Puente La Reina de Jaca. Son 45 kilómetros de puro deleite, aprovéchalos porque este tramo de la ruta es inmejorable.

En este tramos podréis admirar de cerca los famosos Mallos de Riglos, desde la localidad de Murillo de Gállego esta formación rocosa, paraíso de la escalada, se ve en todo su esplendor.

Antes de llegar a Puente la Reina, tenemos a nuestra disposición las curvas del Puerto de Santa Barbara, una de las rutas más transitadas de todos los motoristas aragoneses.

Finalmente, el último tramo entre Puente la Reina y Jaca, tiene unos 20 km. de rutina que nos servirán para reposar la increíble borrachera de curvas que hemos tenido durante los últimos 50 kilómetros.

FICHA TECNICA:

Google Maps

Ver Hacia Jaca, cruzando las Cinco Villas en un mapa más grande

Los comentarios están cerrados.